Deja de buscar

Una antigua leyenda hindú cuenta que hubo un tiempo en el que todos los hombres eran dioses;  pero abusaron de tal forma de su divinidad que Brahma, el Dios supremo, decidió desposeerlos de su poder divino y esconderlo en un lugar donde les fuera imposible encontrarlo.

El problema, por tanto, era decidir cuál sería ese escondrijo.

Cuando los dioses menores fueron convocados a un consejo para resolver este problema, propusieron lo siguiente:

– “Ocultemos la divinidad del hombre bajo la tierra”.

Pero Brahma respondió:

– ” No, eso no basta, pues el hombre excavará y acabará por encontrarla.”

Entonces los dioses replicaron:

-” Echemos la divinidad a lo más hondo de los océanos”.

Pero Brahma respondió de nuevo:

– ” No, pues más tarde o más temprano, el hombre explorará las profundidades de todos los océanos, y lo más seguro es que un día la encuentre y la saque a la superficie.”

Entonces los dioses menores concluyeron:

– ” No sabemos dónde esconderla, pues no parece existir ni en la tierra, ni en el mar, un sitio donde el hombre no pueda llegar algún día”.

Entonces Brahma dijo:

-” Ya tengo la solución. Esto es lo que vamos a hacer con la divinidad del hombre: esconderla en lo más profundo de sí mismo, pues será el único lugar en el que nunca pensará buscar”.

Desde ese momento, concluye la leyenda, el hombre ha dado la vuelta al globo, ha explorado, escalado, ha excavado y se ha sumergido, ha explorado la Luna y el cielo en busca de algo que se encuentra dentro de él.

Yoga Barcelona Trimurti