Por qué Meditar?

Hay muchas técnicas y enseñanzas sobre meditación, considerando aquellas que son serias, es decir, aquellas que realmente te llevan a ese espacio intimo y sagrado que constituye tu verdadera esencia. Hay que considerar  que la meditación es una autoindagación, no es una via de relajación. Si bien es cierto que se produce relajación, porque se entra en un espacio de calma profunda, de abandono completo, no es éste su fin.

Meditar es ante todo un proceso de limpieza. Circulan por nuestra mente miles de pensamientos que se producen en cada parpadeo de ojos. Los pensamientos llevan asociados emociones y generan también sensaciones corporales. Así es como funciona la mente y es tan rápida que no nos percatamos, entrando en un cúmulo de pensamientos enlazados que crean un relato como si de una película se tratara.

El resultado inmediato de este proceso es que no nos vivimos , no sentimos la VIDA tal cual es, en toda su magnitud y abundancia, en vez de ello nos mantenemos enfrascados en situaciones pasadas o planificando temas futuros que nos generan preocupación y por tanto sufrimiento o nos distraen con expectativas que nos agradan, en ambos casos, estamos fuera de la realidad, de lo que sucede en el momento en que estás viviendo y ésto sucede de forma constante, salvo pequeños atisbos de luz, en que nos permitimos ser nosotros mismos y disfrutar de lo que justo pasa en el instante presente, sin que intervenga el pensamiento, momentos de gloria en los que SOMOS realmente quien somos, sin impostarnos.

Cuando meditamos permitimos que todo este revuelo interno se vaya aquietando poco a poco, se vayan aflojando pensamientos, emociones, sensaciones, reduciendo el ritmo, limpiando, hasta llegar a un punto muy profundo donde todo permanece estable, inalterable.Cuando esto sucede eres tu pura esencia.

El proceso meditativo requiere de paciencia, humildad, amabilidad con uno mismo y constancia. La dedicación merece la pena, solo así puedes explorar  tu auténtica grandeza, inaccesible si siempre estás proyectado hacia el mundo externo.

Para ello debes tomar la firme determinación de pararte, solo así puedes darte cuenta de todo lo que sucede en tu interior, solo así puedes observarlo y darte cuenta. Cuando nos sentamos a meditar, AL PARARNOS, nos volvemos intensamente conscientes de estos pensamientos.

En  Kundalini Yoga se utilizan varias técnicas de concentración, sea a través de gestos con las manos (mudras) para canalizar la energía, de mantras (sonidos sagrados) o puntos de observación, es una forma de concentrar la mente, pues las distracciones son la norma, cuando esto sucede te das cuenta y de forma amable vuelves al punto de concentración. Activamos así  la energía en el cuerpo para poder entrar luego en meditación más fácilmente , podríamos decir en propiedad que son “pre-meditaciones” para poder alcanzar luego el estado meditativo profundo.

Se trabaja también en meditación profunda a través del aspecto sensorial, reconociéndote, aflojando y liberando todo hasta llegar a un espacio de silencio profundo de no separación.

La práctica constante de la Meditación lleva la mente meditativa a la vida diaria a través de una entrega profunda en cada acto cotidiano, generando autenticidad y consiguiendo  elevar la forma de vivir día a dia, consiguiendo una vida más estable.

MEDITAR JUNTO CON LA PRACTICA DEL YOGA ES EL MEJOR REGALO QUE UNO PUEDE HACERSE A SI MISMO para recordar quien realmente es y poder vivir en su estado natural de plenitud.

Meditació Barcelona